ECO SOCIAL

/

ARTICULOS

ARTÍCULOS

Igualdad de género en la empresa un plan de mejora para el futuro

Autora: Mónica Gelambí

 

El mes de marzo es un mes para reflexionar sobre la situación en que se encuentra la igualdad de género en nuestra sociedad, qué logros se han obtenidos y qué retos de futuro tenemos que afrontar.

Este año el logro más importante de la igualdad de género en ámbito empresarial ha sido su re-inclusión dentro de las agendas de nuestras empresas. La Ley Orgánica de Igualdad obligó en España, en el año 2007, que las empresas empezaran a reflexionar sobre su rol para favorecer una mayor igualdad dentro de las empresas, en el mercado laboral y en la sociedad en general. La crisis económica que afectó a todos los países europeos debilitó el compromiso empresarial con la igualdad de género, que pasó a ser un tema sin ninguna prioridad.

Los cambios sociales que se han producido y que han llevado a una mayor visibilización de las mujeres han incluido de nuevo la igualdad de género en la agenda política y empresarial. Movimientos como el #metoo han dejado claro que las mujeres ya no aceptan ser invisibles y que lucharán para lograr sus derechos y que la igualdad de oportunidades y la igualdad de género sea algo más que un derecho formal y sea un modo distinto de vivir la vida cotidiana, dentro y fuera del trabajo.

Las empresas continúan siendo un actor clave para el cambio porque el trabajo remunerado, sus horarios, sus tiempos, sus responsabilidades se tienen que armonizar con los tiempos de vida que nos permiten cuidar y cuidarnos, formarnos, vivir de forma serena y placentera nuestro día a día.

La igualdad de género se logra con la participación de hombres y mujeres, con el reconocimiento del talento femenino y aceptando que el cuidado no es invisible y que el bienestar de la plantilla depende de la posibilidad de cuidarse y cuidar de los suyos.

Además existen instrumentos que permiten gestionar de forma correcta los recursos humanos con perspectiva de género, comunicarse de forma igualitaria con las empresas proveedoras y los y las clientes, se trata de los planes de igualdad, que a partir del próximo 8 de marzo 2020 deberán haber aprobado todas las empresas que tienen más de 150 trabajadores y trabajadoras. Obligación que también afectará el próximo año a las empresas con más de 100 personas en la plantilla y dentro de dos años a las empresas donde trabajan más de 50 personas.

El Plan de Igualdad es una oportunidad para las empresas, una oportunidad para mejorar su compromiso con la igualdad de género al mismo tiempo que apuestan por introducir mejoras en la gestión de los tiempos y de las responsabilidades de su plantilla y de su organización, una mayor presencia de mujeres en cargos de dirección y una menor brecha salarial. Ser una empresa comprometida con la igualdad implica ser una empresa que apuesta por el futuro. Un futuro formado por hombres y mujeres que se respetan, cuidan y trabajan, buscando un equilibrio en su vida personal que implica trabajar en una empresa comprometida con el futuro del planeta, una empresa igualitaria, sostenible y socialmente responsable.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *