ECO SOCIAL

/

ARTICULOS

ARTÍCULOS

¿Quiénes son las partes interesadas o públicos de Interés? Avanzando hacia una comprensión del Concepto.

Autor: Raúl San Martín Arriagada

 

A pesar de los avances de la Responsabilidad Social para muchas empresas el concepto de partes interesadas o stakeholders les suena difuso o a veces ajeno. Los encargados de la toma de decisiones no tienen claridad respecto el alcance de este concepto y muchas veces solo consideran la comunidad cercana o el ente regulatorio.

En el año 1984, ya Edward Freeman había definido el concepto de satekeholders como “Todas aquellas personas o entidades que pueden afectar o son afectados por las actividades de una empresa”.

Para la Norma ISO 26000 este concepto se define como “individuo o Grupo de personas que tiene interés en cualquier decisión o actividad de la organización”

De esta forma no cabe duda, que accionistas, clientes, proveedores o los trabajadores están incluido en esta definición

Es lógico suponer que quienes dirigen una empresa u organización deban considerar va a considerar las expectativas de sus accionistas, de sus proveedores o sus clientes. Así como tampoco debiera dudarse que es importante considerar las expectativas de quienes trabajan en la organización.

Pero el concepto es mucho más amplio, por de pronto debemos sumar a la comunidad en un sentido amplio de la palabra. A los vecinos de la organización, a los emprendedores locales, a las escuelas, organismos del estado, autoridades políticas y organismos fiscalizadores, a los medios de comunicación.
Esta definición incluso abarca comunidades alejadas territorialmente de la Organización pero que pueden afectar o sentirse afectadas por un determinado proyecto. Me refiero, por ejemplo, a las comunidades virtuales.

La Norma ISO 26000 señala que la organización debería respetar y atender los intereses y requerimientos de las partes interesadas. Esto es así porque, aun cuando los objetivos de una empresa puedan circunscribirse a los intereses de sus dueños, existe un conjunto de actores o partes interesadas que, si bien no forman parte de la empresa, tienen unas necesidades y unos intereses legítimos que pueden verse afectados por las actividades de la empresa.

La Recomendación de la Norma hace referencia a la hora de tomar decisiones y por supuesto a la hora de operar.

Para ello se requiere, antes que todo, una precisa identificación de estos Grupos de Interés y un levantamiento de sus expectativas.

Un efectivo levantamiento de las expectativas de los grupos de interés, sin duda, que generarían una baja en los conflictos socio-ambientales que muy a menudo surgen en nuestro país.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *