SOCIAL ECO

/

NEWSLETTER

0

XAVIER Gómez Angel Herraiz y Jean Claude Rodríguez, fotografiados esta semana en la nave del Poblenou donde han desarrollado Jobui

Una antigua fábrica de hélices de avión escondida en un callejón del Poblenou alberga una innovadora iniciativa encaminada a llenar el vacío al que se enfrentan muchos estudiantes a la hora de tomar una de las decisiones más importantes de su vida: cómo encarrilar su futuro laboral. Qué carrera u oficio responde mejor a sus expectativas. Dos emprendedores sociales, Ángel Herraiz y Jean Claude Rodríguez, han diseñado Jobui, una aplicación para poner en contacto a jóvenes de 16 a 25 años con mentores de distintas profesiones.

Jobui arrancó en febrero y actualmente cuenta con unos 300 mentores, cifra que prevén aumentar hasta los 3.000 en el 2018 para atender a 6.000 jóvenes. El objetivo para el 2019 es alcanzar los 25.000 voluntarios y 50.000 estudiantes. “Los 500 chavales que tenemos registrados actualmente buscan entre los diferentes perfiles profesionales que tienen más cerca de su barrio y conciertan una cita. El mentor se compromete a destinar un mínimo de una hora y hasta doce al año a cada usuario”, explica Rodríguez. El planteamiento es que cada chico se reúna con tres mentores distintos en su puesto de trabajo para poder tener de primera mano la máxima información a la hora de decidir qué trabajo encaja en sus aspiraciones. Una visita a la consulta de un fisioterapeuta, a un restaurante, al taller de un ebanista o al despacho de un abogado puede ayudar a un adolescente a tomar la decisión.

“Sólo alrededor del 20% de los alumnos de bachillerato saben qué carrera estudiarán”, apuntan para remarcar la necesidad de disponer de una herramienta de estas características.

Hasta el momento han conseguido el aval de cuatro colegios que invitarán a sus alumnos a inscribirse en esta aplicación, que durante el primer año de funcionamiento será de acceso gratuito. También se pedirá a padres y exalumnos de los centros que se apunten como mentores. Organizaciones sin ánimo de lucro como la Fundación Exit o Punt de Referència han llegado a acuerdos para ofrecer esta app a los jóvenes en situación de vulnerabilidad a los que apoyan. “Es una muy buena oportunidad para que conozcan de primera mano diferentes entornos laborales y acaben de definir su itinerario formativo y profesional, es una manera de que puedan explorar cómo puede ser su futuro, a la vez que es un recurso de motivación”, opina la directora de Punt de Referència, Rita Grané.

Punt de Referència es la primera entidad que introdujo hace casi 20 años la mentoría en España, en este caso dirigida principalmente a personas extuteladas que durante un mínimo de seis meses se reúnen al menos dos horas a la semana con un voluntario con el que construyen una relación de largo recorrido. En este caso, el mentor potencia sus capacidades y le ofrece su red social para abrirle nuevas oportunidades tanto formativas como de trabajo y también de ocio.

Los creadores de Jobui buscan todo tipo de profesiones y de oficios para alimentar su banco de mentores. Desde especialistas en big data, inteligencia artificial, robótica, finanzas, marketing o energías renovables hasta carpinteros, mecánicos, pasteleros, cocineros, barberos, peluqueras o vendedores, entre muchísimos otros. Los voluntarios que ya han empezado a colaborar tienen una media de 40 años, todos están en activo, y están ubicados mayoritariamente en Catalunya. “Hemos empezado en Barcelona, pero ya se han apuntado mentores en Madrid, Zaragoza… Nuestro objetivo es llegar al mayor número de personas y generar impacto social”, apuntan los fundadores, que han contado con el apoyo de dos business angels para invertir 150.000 euros en este proyecto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *